Mi primera vez (como modelo)

Fotografía de moda, retrato, belleza, maquillaje

Mi primera vez, qué importantes son para todo, ¿no?. Primer día en el instituto, primera vez que montas en bici, primera vez que conduces… pero no son tan importantes como esas personas que te ayudan en ese comienzo, ese compañero que te sonríe demostrando que todo irá bien, ese soporte que te ofrece tu madre/padre al montar con miedo en la bici, ese profe de autoescuela que te dice que tranquila, que poco a poco…. Pues bien, lo mismo pasa en la fotografía, ese miedo escénico que todos tenemos al principio, el temor de hacerlo mal, o de no saber hacerlo, por eso es muy importante la ayuda que ofrece el fotógrafo, que en mi caso fue lo que me animó a continuar con la fotografía.

Mi primera vez como modelo

En mi caso empecé del revés como suelo decir, porque mi primera vez posando fue un bodypaint… ¡si! ¿arriesgada verdad?… pero así soy yo… Y es que, la primera vez, no os voy a mentir, los primeros minutos fueron muy tensos para mí, el encontrarme semidesnuda frente a una cámara y por primera vez era toda una aventura.

Pero por suerte di con un fotógrafo que supo calmarme, su profesionalidad y su trato tan familiar me ayudaron con mis nervios, por eso digo que son tan importante las primeras veces … pero mucho más las personas que te acompañan a ello, porque yo me pregunto… ¿Qué habría pasado si el fotógrafo me hubiera hecho sentir incómoda? ¿Si no hubiéramos congeniado?… ¿Hubiera seguido posando más adelante?… por suerte no fue así, y por ello me encuentro escribiendo este post. ¡Para dar las gracias a ese fotógrafo por su empatía, por su delicadeza y profesionalidad, ¡gracias!

Siempre hay una primera vez, da el paso

También me alegro de haber dado ese paso, de coger ese autobús (nerviosa eso sí) pese a las críticas de muchos… porque hoy en día hizo que la fotografía forme parte de mi vida de esta manera tan especial. No voy a negar que tuve dudas, nervios y mucho miedo (aunque me documenté e investigue todo antes de asistir, eso es muy importante también) pero aún así lo hice, no dejé que nadie decidiera por mí, porque repito, descubrí el lado tan bonito de este arte.

En resumen, como consejo te digo, no te rindas, que no te de vergüenza, y aun así, con vergüenza, hazlo… y esto es aplicable a todo ámbito de la vida, porque el camino hacia el éxito empieza por un primer paso.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.