Sesiones de TFCD, mi experiencia (1)

Sesiones de Intercambio (TFCD)

Para hablar de sesiones de TFCD debemos empezar por lo básico. TFCD es un acrónimo del inglés “Time for CD”; que podríamos traducir por el acuerdo entre diversas partes (fotógrafo, modelo, maquillador, estilista….) para la realización de una sesión fotográfica “gratuita”, en la que las partes cobran con las fotos realizadas y cada parte paga con su experiencia.  Y no solo se llama así, muchas personas usan otros términos como “colaboración”, “intercambio”, etc.

Fotografía de retrato, moda, belleza, maquillaje

Pero de lo que debemos de huir es de llamar a este tipo de sesiones “gratis”.  No son gratis, todas las partes pagan, aportando materiales como las maquilladoras, el estilista la ropa, el fotógrafo su equipo, o aportando experiencia o ideas.  Al final todas las partes aportan, tiempo, esfuerzo y dinero; y todo el mundo cobra, ya que todas las partes reciben el resultado al menos en formato digital.

Pero si me gustaría destacar el mayor beneficio de este tipo de sesiones TFCD. Un beneficio intangible, el conocer a personas y vivencias que te aporta este tipo de trabajos.

Al principio, el concepto era muy bueno y estaba bien planteado, ya que permite adquirir experiencia o realizar proyectos especiales sin más gastos que los que cada uno tenga que aportar. Sin embargo, como en casi todo lo que es gratis (maldita palabra), el egoismo toma el protagonismo y el acuerdo, poco a poco, se va convirtiendo en “voy a ver cómo me aprovecho de esto”.  Y es que cuando una de las partes sale más beneficiada que el resto ya no estamos hablando de TFCD, sino de abuso.

No todo vale

También destacar que este tipo de sesiones fotográficas de TFCD no está restringido a personas amateur o aficionadas de cualquiera de los ámbitos.  Son muchos los fotógrafos, modelos y/o maquilladoras que para ampliar porfolio o poner en practica alguna nueva técnica recurren a este tipo de colaboraciones.

Sin embargo los profesionales también ven con asombro como el fenómeno TFCD se ha convertido en un “todo vale” y ves propuestas completamente descabelladas, pero que son aceptadas por otros con naturalidad. Y “no todo el monte es orégano”.

Fotografía de retrato, moda, belleza, maquillaje

Creo que esto es en gran parte debido a lo accesible que se ha convertido la fotografía “profesional”.  Las cámaras “buenas” son ahora muy accesibles al gran público, el software también lo es y por no hablar de las redes sociales, que nos vemos un tutorial de 10 minutos y ya nos creemos Cartier-Bresson.

Y eso por no hablar de la facilidad que nos dan los nuevos teléfonos celulares y sus apps de fotografía.  Han dado lugar a una depreciación el mundo fotográfico, haciendo una máxima el “con mi móvil sale mejor”, “porque pagar eso si con el móvil lo hago gratis” o “es solo apretar un botón”.  Las redes tienen muchas cosas buenas, pero también nos han traído otras, no tan buenas.  Renovarse o morir, ahora más que nunca es una máxima, un mantra.

Y te preguntaras si esto tiene solución, sinceramente, creo que no.  No se puede, y perdón por la expresión, “escupir contra el viento”.  Al final te mojas.  Hay que adaptarse y evolucionar.

¿Soluciones?

Honestamente, creo que cada vez más, la fotografía ira decayendo hacia un tipo de profesional, “bueno, bonito y caro”.  No tienes más que ver las agendas de los fotógrafos y fotógrafas “clásicos”.  Personas que trabajan por campañas, sobre todo Navidad y Comunión, con set y decorados elaborados (y no me refiero solo a la parte material, el revelado suma), que cobran unas tarifas elevadas (no confundir con caro, lo caro es otra cosa) para el común de los mortales, y tiene sus agendas completas.  Incluso antes de abrir temporada, ya tienen todas las reservas hechas.

Y sí, siempre habrá el que tiene un modesto estudio, o ni eso, y te hace la sesión a precio lowcost, pero a la larga, se hundirá.

Sigue leyendo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.