Contratos fotográficos

Hoy vamos a hablar de los contratos fotográficos, sobre todo los que hay que realizar para sesiones de intercambio, colaboración o contratos de TFCD, por sus siglas en inglés, y en los que nos vamos a centrar. 

              Son pocos los fotógrafos que hacen y usan contratos para sus sesiones fotográficas, ERROR, siempre hay que firmar un contrato fotografico, aunque sea más que evidente la voluntad por ambas partes de realizar una sesión fotográfica.

                En esta entrada vamos a ver las ideas y bases para hacer los modelos de contrato y también te podrás descargar gratis en PDF algunos modelos que te sirvan de ejemplo para tus sesiones. Pero eso al final, así que continua, o haz scroll para abajo si no tienes ganas de leer.

Fotografía de moda, retrato, belleza, maquillaje

1 ¿Por qué es necesario un contrato de fotografía?

                El contrato entre fotógrafo/a y modelo establece la relación entre ambas partes. Y hace que queden claras cosas o elementos como:

  1. Los derechos y obligaciones de ambas partes
  2. Las consecuencias para ambos del incumplimiento de alguno de los términos.
  3. Delimita la responsabilidad de negligencias o culpas
  4. Establece el método de resolución de conflictos
  5. Y determina algunas cláusulas de obligado cumplimiento en el orden jurídico de tu país

                De esta forma siempre quedará claro y por escrito que pueden y no pueden hacer las partes con el resultado del trabajo.  ¿Cuántas veces hemos puesto trabajo y esfuerzo en realizar unas fotos fantásticas para que al final la modelo les pase un filtro de moda de la red social de turno?  En el contrato ha de quedar claro que se puede y no se puede hacer.

                Por eso, al existir un contrato, el/la modelo, o incluso el resto del staff (maquilladoras, estilista, peluqueras, diseñadores…) saben que cosas les está permitido hacer o no con el trabajo entregado.

                Con los contratos fotográficos se marca los límites de lo permitido y no permitido.

                Otra importante razón para la firma de un contrato, es que refleja la seriedad y profesionalidad por parte del fotógrafo al tratar su trabajo.  No es lo mismo que una modelo pose con contrato, que sin él.  Se le da una solemnidad a la sesión, una formalidad legal y un respaldo moral, de que el/la fotógrafo/a va a trabajar con seriedad, respeto y profesionalidad.

                Si los usas de modo habitual tus clientes te verán como una persona más seria y que se preocupa por hacer bien las cosas.

                Sólo eso ya hace que merezca la pena.

2 Elementos básicos

                Todo contrato fotográfico de TFCD, o no, debe de contener unos elementos básicos.

1 – Datos de las partes

                Es evidente que en todo contrato es imprescindible identificar a las partes contratantes.

                Si contratas con una pareja de novios para hacer un reportaje de boda necesitarás los datos de ambos.

                Si haces fotos a un menor, el cliente son los padres y por eso tendrás sus datos. Al menos de uno de los padres. 

2 – Descripción del trabajo

                No puede haber contratación de servicio de fotografía sin que identifiques qué debes de hacer.

                La descripción debe de ser lo más detallada que puedas.

                Incluye todos los actos que tengas que hacer, todos los procesos y todas las gestiones.

                De este modo, si en algún momento aparece alguna reclamación sobre tu trabajo o el precio, puedes acudir al contrato que para eso lo haces.

 4 – Precio detallado

                El precio es una de las partes más importante de tu servicio ya que es lo que te permite seguir en este negocio.

                Incluso si la sesión es de Intercambio, colaboración o TFCD, debe quedar patente este punto, para evitar posteriores reclamaciones dinerarias por alguna de las partes.

                ¿Por qué? Pues por una sencilla razón, por precaución.

5 Plazos de entrega

                Especifica cuanto tiempo vas a tardar en entregar las fotos, da igual el tipo de sesión que sea, pero da unos plazos realistas que sepas podrás cumplir.  Evitaras malentendidos posteriores.

                Por supuesto puedes añadir cuantas clausulas y términos acordéis las partes, siempre dentro del marco legal donde se vaya a desarrollar la sesión de fotos.  Pero estos puntos anteriores son los básicos a tener en cuenta a la hora de redactar los contratos fotográficos.

Aquí debajo te iré dejando contratos que se podrán ir actualizando con el tiempo, pero recuerda que son una mera guia para que tú puedas personalizar el tuyo conforme a tus necesidades.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.